Italia 1583, Martínez, Buenos Aires

(011) 4798-4414 / 4792-8971

bernades@bernades.com.ar

Pestañas

Las pestañas pueden causar irritación, lagrimeo, pigmentación corneal o úlceras, por roce continuo. Si nacen en su lugar normal, pero se inclinan hacia adentro, se denomina Triquiasis. Si lo hacen por los poros de las glándulas de Meibonio, que es lo más frecuente en estas patologías, se llama Distichiasis. Si se forman en las glándulas del párpado, atraviesan la conjuntiva y emergen contra el ojo son Pestañas Ectópicas, pudiendo ser simples o múltiples, en el mismo lugar, muy rígidas y causantes de daño.

Pueden depilarse manualmente, con congelación o electrodepilación, pero evitando causar lesiones palpebrales. Aún con estos últimos métodos pueden regresar, en lugares vecinos. La cirugía de las filas aberrantes, deforman el borde palpebral.

Los pliegues nasolagrimales de perros braquicéfalos ocasionalmente causan afecciones similares a los de pestañas. También pueden ser fuente de infección por pioderma de pliegues. Se extirpan fácilmente con bisturí o mejor tijera, suturándose. Si hay pioderma, tratar previamente con antisépticos y antibióticos.


Afecciones

Agenesia parcial

o completa de párpados, puede ser resultado de alteración embriológica, más frecuente en felinos. Es similar la pérdida traumática. Pueden requerir trasplantes de tejidos.

Palpebritis

como consecuencia de infecciones, parasitosis (demodexia), atopía, autoinmunes y traumáticas se ven con frecuencia. Al diagnóstico se llegará relacionándolas con otras lesiones, raspajes y biopsias. Los tratamientos serán etiológicos.

Entropión

es el desvío hacia adentro del borde palpebral. Causa irritación, pigmentación y úlceras. Afectan ambos párpados, y abarcan parcial o totalmente, en mayor o menor grado. En Shar Pei suelen ser precoces, aún pocos días después de abrir los párpados. No debe aguardarse su desarrollo o desarrugamiento, porque hay alto riesgo de daño ocular, hasta la pérdida de visión. En estos casos se emplea la técnica denominada hilvanado, colocándose suturas temporarias próximas a los bordes palpebrales, revirtiéndolos. En cachorros más grandes o adultos se operan extirpando una porción oblonga de piel, logrando un efecto duradero. Depende del grado de entropión la cantidad de piel eliminada. Si es excesiva da lugar a ectropion.
Es preferible corregir con prudencia. Temporariamente los colirios humectantes o lubricantes disminuirán el riesgo de lesión corneal.

Ectropión

Se observa en animales de orejas péndulas, afectando el párpado inferior, que cae hacia fuera. Pocas veces causa consecuencias serias, excepto desecación o Hypoderma por mojadura continua.

Si es necesario se corrige con variadas técnicas, aunque las más simples dan buen resultado.


Tumores frecuentes

son espinocelular, basocelular, melanomas, adenomas, etc., especialmente en seniles, o ante pelaje blanco. Se extirpan con técnicas similares a ectropión, o se trastocan tejidos próximos.